El aniversario del olvido

Publicado: 1 julio, 2011 en Divagaciones, Balance del blog
Etiquetas:, ,
Quienes queremos vivir de la ficción intentamos huir siempre de ciertos tópicos, de esos recursos copiados hasta la saciedad en mil y un productos creativos, porque si nuestro deseo es destacar frente a los demás debemos hacerlo a través de la originalidad. Pero hoy, sin embargo, tengo que recurrir a uno de estos tópicos para introducir el post diario. ¿Cuántas veces no habéis visto en alguna serie o película la típica escena del marido/novio que se olvida del aniversario de su pareja y, con esa excusa, se inicia una santa discusión que alimenta la sobreactuada trama? Pues eso mismo es lo que me ha pasado a mí: me he olvidado del primer aniversario de este blog.
Quinceminutosymedio lanzó su primer aliento hace exactamente un año y un mes, el uno de junio de 2010. Por aquel entonces estaba a punto de dar un paso muy importante, puesto que me faltaban sólo cinco exámenes para acceder al mundo real de las libretas emborronadas de garabatos, el REC de la grabadora y la inventiva para los titulares –la experiencia me demostró que el trabajo de periodista te puede dar las mayores alegrías y los peores disgustos–, y yo sentía que debía seguir el consejo de una profesora de crear una ventana abierta al público en internet en la que dar a conocer mi trabajo, mis experiencias y mis reflexiones. Maduré la idea durante un tiempo y, por fin, ese día publiqué mi mensaje de bienvenida.
Desde entonces ha pasado mucho tiempo, y mis dedos han aporreado doscientos tres posts propios. Un importante esfuerzo que, sin embargo, desentona con la imagen de quien se olvida de la fecha en la que comenzó esta experiencia. Pero en mi defensa he de decir que no es algo nuevo, porque en el otro blog que tuve hace ya tiempo me pasaba lo mismo. En esta ocasión el despiste ha sido por mi falta de tiempo/ganas, que me impedía ponerme a escribir, pero desde mediados de junio me he vuelto a contagiar con el espíritu que dio el empujón a Quinceminutosymedio.
Aunque quizá este olvido no haya sido del todo malo, porque hoy tengo que celebrar algo mucho más importante que el cumpleaños de mi blog. Hace un año que estoy trabajando –primero como becario y luego como colaborador– para un gran periódico que me ha enseñado mucho y al que espero haber aportado mis mejores trabajos. Un año de sacrificios, de grandes cambios y de buenas satisfacciones en el que mi nombre ha ido acumulando tinta y experiencia, en el que he aprendido a desenvolverme en todo tipo de situaciones, como ayer mismo sucedió en el último accidente del tranvía en Vitoria, y en el que he confirmado mi verdadera vocación.
Así que hoy es un día de doble aniversario, de celebraciones paralelas y, afortunadamente, sin que falte el trabajo. ¿Qué mejor manera para festejarlo que volver a hacer magia escribiendo un magnífico reportaje?
About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s