Mensaje de bienvenida

Publicado: 1 junio, 2010 en Personal
Etiquetas:, , ,
Mucha gente, a la hora de crear un blog, se pregunta cuál es la mejor estrategia para ser leído por miles de personas. Buscan esa fórmula secreta del éxito, elucubran reclamos e inician campañas de marketing que pueden llegar incluso a superar a algunos pequeños comercios.
Otras veces se recurre al spam, a la búsqueda de contendidos atrayentes (temas de actualidad copiados de algún otro sitio, pornografía,…) deseando acaparar una parte del gran pastel (cada día más pequeño) de lectores de los blogs.
¿Cuál es el problema de estas prácticas, de esta obsesión por ser el más leído y encabezar los ranking de bitacoras.com, blogalaxia y similares? Que no logran pasar de ser un mero lugar de paso, de obtener un clic que posiblemente no vuelva a ver otro de sus posts. Esa es la vía fácil para aumentar el hit counter. Pero, ¿es lo más adecuado al espíritu de los blogs, y de la Web 2.0. en general?
Al contrario. Lo que logran es generar un tráfico inútil de personas a las que no logran fidelizar. Abundan los blogs y webs donde se ofrecen consejos para aumentar el número de visitas. Yo os diré uno si realmente lo queréis: cerrad sesión en vuestra cuenta de soporte y empezad a clikar masivamente en vuestros posts. Al fin y al cabo es lo mismo.
Por eso mismo Quince minutos y medio pretende desmarcarse de estas prácticas. En este blog no importan las visitas, si son muchas, pocas, si nos dejan más de veinte comentarios en el post… Al contrario, pretende lograr que las personas que aquí entren lo hagan sin que para ello medie algún reclamo, tan solo a través de su búsqueda en Google, el boca a boca de los lectores y la mera curiosidad.
En vez de buscar visitas, se compromete a ofrecer textos de calidad, opiniones fundamentadas y momentos de reflexión. Pretende ser punto de encuentro de unas pocas personas que estén interesadas en leer lo que aquí se escriba. Y eso, queridos lectores, es mucho más difícil que poner un enlace en los comentarios de 20minutos.es o colocar carteles por las calles. Y, además, mucho más satisfactorio.
Porque de esa forma las personas que entren leerán hasta la última línea, y si así lo quieren, participarán con sus comentarios. Lo que, al fin y al cabo, es el objetivo de un blog.
Ahora sólo me queda daros la bienvenida a este blog y a mi vida, querid@s lector@s. Espero que disfrutéis con ello.
Daniel González.
Anuncios
comentarios
  1. IBB dice:

    SI NO RECUERDO MAL, CIERTO BLOGUERO RECURRÍA A ESTO QUE CRITICAS PARA AUMENTAR SU NÚMERO DE VISITAS. BUENO, Y YO TAMBIÉN SABES QUE TUVE UNA TEMPORADA QUE QUERÍA SUBIR LAS MIAS, PERO AL FIN Y AL CABO, MIS LUCES DE AGOSTO LAS HAGO PORQUE DISFRUTO CON ELLO NO PORQUE ME ENTRE MÁS O MENOS GENTE. POR CIERTO, MAÑANA TENGO POST DE BURRADAS POR LAS QUE ME HAN ENTRADO EN EL BLOG Y HE DADO CONTESTACIONES, JEJE.

    • danigonzalez dice:

      La verdad, querido IBB, es que llegar a comprender esto es difícil. El ansia por más y más visitas ciega al bloguero, y por mucho que haga buenos escritos la gente no le va a entrar por ello. Creo que es una enfermedad 2.0. por la que hemos pasado todos. No obstante, he aprendido que no importa la cantidad sino la calidad.
      Estoy deseando leer ese post de estilo ácido y cínico.
      Por cierto, enhorabuena por tu nuevo cargo familiar. Es una suerte que pocas personas llegan a disfrutar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s