Imagínate que compras el periódico y éste sólo tiene una noticia. Pongamos que El País, con sus 56 (o más) páginas, o El Correo, con casi cien, dediquen todo su espacio a una única noticia. Que no informen de nada más, por mucho que hayan sucedido millones de hechos noticiosos en esa jornada en todo el mundo.
Por suerte esa dictadura informativa es algo imposible. ¿O no? Son casi las doce de la noche (lunes 12) y en Telecirco siguen festejando la victoria de la Roja. Empezaron sobre las siete y algo y no han parado salvo para insertar la publicidad pagada a precio de oro. ¿Consecuencias? Que se han cargado el informativo.
Llevo días comentando en este Blog cómo la gente ha vivido una utopía durante el Mundial, que se ha alejado de la realidad y olvidado que hay más noticias aparte de la odisea de un pulpo que no quiere ser servido al pimentón. Y hoy por fin tengo una prueba real para los más escépticos, para aquellos que creen que soy un amargado que no tiene vida social y se dedica a aguarle la fiesta al resto con sus teorías conspiratorias.
Que se hayan comido el noticiario en sí no es gran cosa, pues el de Telecirco se ha convertido últimamente en una versión periodística de ‘Sonrisas y lágrimas’ con poco de información y mucho de emoción y drama. Es el gesto de anteponer una macro orgía a la necesidad de estar informados de los ciudadanos lo que me hierve la sangre. Aunque bien poco querrá estar informada una sociedad que no recuerda cosas tan elementales como que hay una crisis en este país.
Pero a mí, como periodista que soy, me ofende que den prioridad a este evento antes que a todo lo que ha sucedido en el día de hoy. A que antepongan la jarana y el jolgorio a la supuesta seriedad de saber qué sucede en este país. Porque por mucho que a algunos les pese no todo es fútbol en esta nación.
¿Hasta cuando vamos a vivir de ilusiones? ¿Cuándo vamos a aterrizar en el mundo real de los cuatro millones de parados, de la corrupción del PP y de la Cataluña sin Estatut? ¿Quizá dentro de cuatro años, cuando otros mejores que nosotros nos quiten la copa que tenemos en préstamo y que por tanto no podemos llevar al Cash Converter?
Dudo mucho que a alguien le importe responder a esto. Todavía debe estar celebrando el ver un autobús intentando abrirse paso por las abarrotadas calles de Madrid, un día que los ladrones de carteras consideraran a partir de ahora fiesta nacional. Y lo peor, amig@ mi@, es que hasta yo he caído en la trampa, herido en el orgullo periodístico, de destinar mis quince minutos de hoy a la selección y su victoria, cuando en este espacio tendría que venir algo que merezca la pena llamase noticia.
comentarios
  1. IBB dice:

    Que cambio le has dado al blog, no parece ni el mismo. Por cierto, me asustó lo de Madrid, k de gente y en todas las cadenas nacionales menos la Sexta. Yo a las 10 me puse a ver Klikowsky k la verdad me apetecía muxo mas. Luego caí en la trampa de ver la llegada de la selección al escenario y creo k vi a tu amiga la cantante de irún en el escenario. Bueno, a ella, a Manolo Escobar, al Bisbal,… y me pareció oir en un momento a Leire, pero con el barullo de la explanada esa no tengo ni idea de si era ella o no.
    Y otra cosa, si Alberto anduvo por allí no quiero saber ni como cojones salió de la marea, pero fijo que si sono LOVG se acordaría de mi, jajaja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s