Agonía

Publicado: 25 julio, 2010 en Microrelatos
Etiquetas:, ,
Sintió la punzada en el pecho y vio como todas sus fuerzas flaqueaban. Un dolor agudo se apoderó de todo su torso, mientras sus piernas se doblaban arrojándole al abismo. Intentó gritar, pero tan sólo pudo soltar una bocanada de aire. Por sus ojos desfilaban imágenes delirantes, figuras indefinidas. En su interior ardía con fuerza un fuego que lentamente se comía sus entrañas.
Se llevó la mano al corazón, oprimiéndolo con fuerza, con miedo a que escapase y se perdiese en el horizonte. Sólo entonces, con las lágrimas corriendo por sus mejillas, se desplomó, cayendo al difuso mundo de los sueños y las ilusiones.
Ya estaba perdido para siempre.
Se había enamorado.
Vitoria, 24 de julio de 2010

comentarios
  1. stefany soy atea y muerdo dice:

    el amor es locura temporal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s