La cuota de los borrachos

Publicado: 3 agosto, 2010 en Opinión
Etiquetas:, , ,

Coger la borrachera del siglo en Italia va a costar caro a partir de ahora. Desde la provincia de Bolzano (norte de Italia) se ha impulsado una medida que obligará a los que superen más de 1,5 de alcohol en sangre y tengan que ser atendidos por una ambulancia que los traslade a un hospital de la zona a pagar el servicio sanitario, cuyo coste es de doscientos euros.
Los amigos de la noche ya han puesto el grito en el cielo por una normativa que consideran injusta y desproporcionada. Poco les importaba que fuesen los contribuyentes los encargados de pagar los costes de sus juergas antes de impulsarse esta iniciativa. Total, en una coyuntura económica como la actual, con un déficit público imparable, es lo más normal tirar doscientos euros por el hecho de que una persona no ha sabido controlarse.
Razones para beber hay muchas, todas ellas igual de poco sostenibles ante el imperio de la razón, pero el hecho de hacerlo sin control no tiene justificación alguna. El que bebe ya es mayorcito como para saber cuantas copas se puede meter entre pecho y espalda, y además no suele estar solo en sus noches de farra, por lo que los que se consideran sus amigos deberían estar un poco al tanto para evitar que su camarada acabe por los suelos.
A pesar de ser una sociedad civilizada las constantes salidas de las ambulancias para atender a quienes sufren de coma etílico o similar son una realidad que no se puede negar, y supone un coste económico de varios millones de euros al año que se pierden por la inconsciencia de los que no saben beber.
Una borrachera nos la hemos cogido todos a lo largo de nuestras vidas, pero, por lo menos en mi caso, he sabido parar antes de tener que lamentar algo. Por tanto, me parece totalmente adecuado que se quiera cobrar por este servicio, dado que aunque en ocasiones pueda salvar vidas lo que atienden los servicios sanitarios no tiene una causa natural, al contrario que una enfermedad o un accidente. Es la decisión del atendido la culpable del percance. Y por tanto debe apechugar con las consecuencias de sus actos.
Lo mismo puede aplicarse en los casos de las personas que presentan problemas derivados del consumo de tabaco o drogas, quienes al menos deberían contribuir con una cantidad al gasto que ocasionan a la seguridad social. Puede ser una medida impopular, pero lo más acertado y justo para aquellos que corren con unos gastos por los actos de los demás.

comentarios
  1. stefany soy atea y muerdo dice:

    A pesar de ser una sociedad civilizada” te han mentido feamente. civilizacion humana- mito urbano.
    y a mi no me preocupa eso, no vivo por esos lugares y no tomo alcohol. por mi que se los jodan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s