Dicen que en el ejército todo es disciplina, rigidez, y quien ha ido allí en busca de diversión se va con un disgusto de narices y un balazo o dos en el trasero de recuerdo. Claro que de lo que se dice a la realidad hay un paso muy largo, sobre todo si eres una recluta de las fuerzas armadas de Israel y te pone ser la que marca las normas. Por ello, la ex militar Eden Aberyil definió sus dos años en el servicio militar israelí como “la mejor parte de su vida” en Facebook, a la vez que subía las fotos en las que mostraba los motivos de su satisfacción. Es decir, ella con una sonrisa de oreja a oreja con dos pobres palestinos esposados y con los ojos vendados de fondo, a modo de paisaje paradisíaco.
Sus amigos no tardaron en comentar las peculiares vacaciones de Eden. Desde los que comentaban lo sexy que estaba con su uniforme de camuflaje hasta los más ‘picarones’, que creyendo que todos son como ellos suponían que los palestinos se habían empalmado ante su presencia.
Cuesta imaginarse a dos personas a las que posiblemente hayan sacado de sus casas sin ningún motivo y maniatado en incómodas posturas durante horas teniendo una erección de caballo ante su ¿bella? torturadora. Seguramente su sudoración se debía al miedo de estar en manos de unas tropas que desde hace años someten a su pueblo, al que han invadido y le niegan los recursos más básicos como la sanidad o los alimentos. Pero en fin, ella misma se unía a la chanza, preguntándose si el palestino (en caso de que siga vivo) tendría Facebook para compartir con él las fotos. ¿Acaso no sabe que en una zona donde ni el suministro de luz está asegurado Internet es algo utópico?
Eso sí, pronto se dio cuenta de que el resto del mundo no la veía tan sexy. Entonces decidió restringir las fotos sólo para el deleite de sus amigos. Los demás nos quedamos con la fantasía de la chica con una fusta azotando a un joven palestino con ojos como platos. Ah, qué injusta es la chica. No me extraña que la acusen de sádica.
Eden se gasta un genio que nadie imaginaría viendo su cara angelical en las fotos. Diferentes personalidades del mundo de la comunicación le espetaron por sus actos ‘posiblemente deshonrosos’, a lo que ella respondió con “metete en tus asuntos” o “yo no hablo con izquierdistas”.  Claro que ante la decisión de sus superiores de degradarla se mostró un poco más humilde, aunque sin reconocer que hubiese hecho algo malo. Suele ser la mentalidad de los fundamentalistas, nada está mal siempre que se trate de los perros palestinos.
En fin, que a ver quien consuela a la pobre Eden ahora que está triste porque su amada patria le da un tirón de orejas. A ver quien tiene el valor.
En cuanto a mi opinión directa, seré breve: me extraña que el ejército israelí la haya sancionado. De hecho, sacarles unas fotos es lo menos malo que suelen hacer a sus detenidos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s