Violencia virtual

Publicado: 27 agosto, 2010 en Denuncia, Divagaciones
Etiquetas:, , ,
Al padre inocentón que va a una tienda de videojuegos en busca de satisfacer el deseo inmediato de su retoño siempre le invade el miedo de que el programa que compre tenga altas dosis de violencia. O debería preocuparle. Por eso, ellos pasan de largo de títulos como GTA o Call of Duty y se centran en lo que en apariencia es un juego con palomas de la paz. Y si a ello le sumamos la fama mundial que han cosechado los Sims, sería raro que la tercera entrega del juego de realidad virtual más vendido no acabase en una bolsa con un lacito y una nota que diga “Te quiere, papi”.
Pero en los Sims también hay violencia, amigos. Lo he comprobado hoy mismo, aunque ya lo sabía de antes. Hace algunos años tuve la fiebre loca por ese juego, en su segunda versión, y uno de mis sims era un tal Armando Broncas, que con sus gafas de sol, gabardina de cuero estilo matrix y tendencia al sobrepeso por su adicción al pavo del buffet buscaba gresca con todo el que acudía a visitarle. Sí, por aquel entonces yo era un adolescente al que le divertía ver cómo a Armando lo vapuleaba cualquiera.
Pero ahora soy una persona un poco más sensata. Y por eso me ha sorprendido encontrarme unos días después de estrenar mi partida en el juego un caso evidente de maltrato infantil por parte de uno de los personajes ya creados por los programadores del juego. Os lo relataré con pelos y señales.
Nick Alto, ciudadano célebre de la villa en la que reside mi Salsa Salsamendi, estaba junto con su mujer en la biblioteca pública. Habían salido de su mansión para mezclarse con la plebe, pero a Nick su ego malvado le pudo más que los supuestos buenos modales de la jet set, y en un descuido se llevó a una niña a una esquina e inició una pelea con ella, en la que la pobre fue vapuleada.
El hecho de incluir entre las características de personalidad de los sims el rasgo de malvado puede parecer divertido, pero que se vean este tipo de situaciones en un videojuego que utilizan hasta los más pequeños me parece repulsivo. No comprendo cómo sus creadores no han caído en la cuenta, si se trata de algo exclusivo de mi juego o más personas han visto estos comportamientos. Pero me asusta que quien los haya visto y tenga una corta edad piense que eso es normal. O que pueda resultar gracioso.
En definitiva, que Nick está ahora entre cuatro paredes en mi casa agonizando (no se muere el muy cabrón) sufriendo la pena que deberían recibir los maltratadores, ya sean de niños, de mujeres o de quienes sean. Me he tenido que tomar la justicia por mi mano porque creo que en ese mundo virtual no va a haber un juez que lo mande a un calabozo. Qué casualidad, como pasa muchas veces en el mundo real.
Se me han quitado las ganas de seguir jugando, aunque lo cierto es que el juego no es mío. Creo que los señores de EA Games deberían tener en cuenta que lo que ellos hagan en sus casas no deben mostrarlo en un juego de ordenador destinado a niños. Aunque no sé, igual estoy sacando las cosas de quicio. Se trata sólo de un conjunto de ceros y bits. Es improbable que pase eso en la sociedad en la que vivimos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s