Lágrimas embotelladas

Publicado: 29 agosto, 2010 en Microrelatos
Etiquetas:, ,
Supongo que le extrañó ver mi casa llena de botellas de cristal, sembradas por el suelo, colocadas en las estanterías, ocultas en el horno. Trataba de no tropezar con ellas mientras me miraba con la ceja arqueada.
Era la primera vez que venía, y yo intentaba ser un buen anfitrión. La acompañé hasta el salón mientras le preguntaba si quería tomar algo, una fórmula de cortesía antes de ponernos al trabajo.
Sin pensarlo, señaló una de las botellas, seguramente más por curiosidad que por tener ganas de probarlas.
Una extraña mezcla de emociones me embriagó. Por una parte deseaba descorcharla, sin embargo… Aún no era el momento. Se lo dije, y ella me miró con ojitos tristes.
– ¿Por qué?
¿Debía decirle la verdad? ¿Debía confesar que aquellas botellas contenían mis lágrimas, embotelladas con esmero, para que cuando ambos brindásemos con ellas yo recordara lo que me había costado conquistar su corazón?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s