Pendientes de un loco

Publicado: 11 septiembre, 2010 en Internacional, Opinión, Religión
Etiquetas:, ,
¿Sabes quién es Terry Jones? Para los ultraderechistas de los EEUU es un patriota con un par de espolones bien cargados entre las patas. Para otros se trata de un innovador chef que en los ratos libres que le dejan su trabajo como pastor de una iglesia en Florida prepara su especialidad: Corán a la barbecue. Según los líderes religiosos del Islam, es un sacrílego. El Pentágono y hasta el mismo Obama lo consideran un riesgo para la seguridad nacional, capaz de provocar él solito la tercera guerra mundial. Pero, detrás de tantas facetas, de tantos calificativos, ¿qué hay? Tan solo un loco.
Y es que este controvertido líder religioso, harto de que haya más ratas que feligreses en su perdida iglesia, decidió elevar su fanatismo a lo más alto con su idea de homenajear la tragedia del 11 S con la quema de un gran número de ejemplares del libro sagrado para el Islam. Así, con el brillo del delirio en los ojos, anunció sus planes y generó una alarma social que ha tenido pendiente a todos los países. Porque si llevaba a cabo su disparatado proyecto las reacciones del mundo árabe no iban a ser precisamente un “ya nos lo esperábamos de los americanos”. No, Terry iba a dar una razón de peso a Al Quaeda para reclutar a más terroristas suicidas que asesinasen a miles de personas de cualquier nacionalidad que no pertenezca a su religión.
Jones logró que todo EEUU se sumase a la polémica. Hasta los máximos mandatarios políticos le pidieron, imagino que de rodillas, que no prendiese la mecha del caos. Y, abrumado, reculó, con la excusa de que los impulsores de instalar una mezquita en la Zona Cero le habían jurado que paralizarían su proyecto.
Ahí es donde descubrí las alucinaciones que tiene este pastor, porque nadie de esa comunidad religiosa se había puesto en contacto con él. Entonces, fingiendo solemnidad, dijo que “se estaba pensando” el preparar las parrillas.
Así, con un “ahora sí, ahora no”, tuvo en vilo a todo el mundo. Pero llegó la sensatez y al final renunció a convertirse en un Nerón con bigotes. Eso sí, otras comunidades con una fe extrema anuncian que llevaran a cabo lo que Terry “no ha tenido huevos” de hacer.
Lo curioso es que ningún líder del Islam pone la voz en el paraíso de las cuarenta vírgenes cuando algunos radicales flambean la bandera de los Estados Unidos. Ya sé que esto no es equiparable y que las banderas sólo son un engañabobos para controlar y dominar a un pueblo, pero, aunque sea reprobable la idea de Jones, lo cierto es que después de que unos terroristas asesinen a miles de personas en tu país pocas ganas se te quedan de seguir parado. Claro que no se puede asociar el Islam a los radicales, que son sólo una parte de esta comunidad religiosa.
Señores, el problema aquí no es el Corán, sino como se interpreta. Mientras que las enseñanzas recogidas en él no hablan de atentados, velo y demás, los que se encargan de su estudio ven en él una fuente de opresión, y cuanto más extremista sea el erudito, más radicales serán sus postulados.
Sobre este tema se podría hablar mucho, tener grandes debates y perder horas de tiempo. Pero creo que, de momento, podemos llegar a dos conclusiones: Terry Jones es un loco y hace falta una nueva interpretación de las escrituras sagradas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s