La blogosfera del olvido

Publicado: 21 septiembre, 2010 en Divagaciones, Internet
Etiquetas:, , ,
Hubo un tiempo en el que yo fui otra persona, en el que tuve una mascara que me hizo enfundarme en la piel de un personaje de ficción cuya vida duró poco más de tres años. No hablo de una doble personalidad (aunque casi llegó a serlo), sino de mi experiencia previa como blogger. Porque aunque Quince minutos y medio lleve tan solo tres meses de vida, hace tiempo fui gestor de un blog de mediano éxito en el que di rienda suelta a la ironía y la sátira. Aquel proyecto murió, más que por falta de tiempo, por el giro que dio mi vida, convirtiéndome en una persona cuyo trabajo de cara al público le obligaba a mostrarse serio.
Así, una bitácora que casi siempre estuvo actualizada a diario se ancló en su último post. Poco a poco, perdió en flujo de visitas. Se fue apagando. Se trata de mi caso personal, pero lo cierto es que éste es un fenómeno que se ha extendido a lo largo de la blogosfera, y que ha afectado a muchos de los blogs que seguía en los viejos tiempos.
El blogger IBB hizo un interesante artículo sobre este tema, y yo no puedo sino hacerme eco de su mensaje: gran parte de las webs que recopilé para mi blogroll y que visité a diario ahora han caído en el olvido. No tienen textos nuevos, ni nadie que les lea. Han muerto.
Aquellas personas que me hicieron reír, pensar, enojarme por unos momentos, pero sobre todo que me hicieron pasar un buen rato, han perdido la energía y han acabado abandonando su proyecto. Me duele, y no quiero resignarme a ello, tener que hacer una limpieza de mi antiguo listado de enlaces. Todavía conservo la esperanza de que ellos vuelvan.
Esa esperanza tiene nombre: Seralla. De los blogs que agonizan fue el que más sonrisas me arrancó, el que más merecía la pena, junto con el de El Otro Lado. Me entristeció no tener tiempo para poder visitarla y dejar un comentario, pero fui afortunado y pude seguir leyendo alguno de sus textos… hasta que se apagó la llama. Pero ella nunca lo cerró definitivamente, y prueba de ello es su último post, escrito hace unos días, en los que explica las razones por las que no escribe en él.
Sería una gran pérdida que Seralla cerrase definitivamente. Sé lo que es la falta de tiempo, no poder hacer todas las cosas que quisiera, y también lo complejo que es escribir para un blog, buscar algo que decir y saber cómo decirlo. Pero, si ella desea continuar, estoy seguro de que, aunque sea poco a poco, podré disfrutar de nuevo con sus disparatadas historias, esa chispa irónica y ese humor ácido con el que empapaba sus posts.
Me gustaría que este texto fuese un ánimo para ella, una forma de decirle que si decide seguir adelante ya tiene un seguidor que no le fallará nunca. Y eso, para un blogger, es lo más importante que hay.
Por eso, Seralla, no lo dejes. No nos dejes.

Cómo no morir en el intento

http://seralla.wordpress.com/

Anuncios
comentarios
  1. seralla dice:

    G-R-A-C-I-A-S!!!!
    Never surrender!!!!!!!
    Bicoooos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s