Vuelta al trabajo

Publicado: 6 octubre, 2010 en Divagaciones
Hay momentos en la vida de una persona en los que es necesario tomarse un descanso. Desconectar un poco del mundo que nos rodea, dejar atrás por unos días las obligaciones autoimpuestas y dedicarse simplemente a la ociosidad. Estos días eran los mejores para disfrutar de un poco de esta medicina.
Llevaba tres meses de intenso trabajo, compaginando el blog con el oficio de periodista en un importante medio. Si bien al principio mis tareas no me quitaban mucho tiempo, el último mes fue la prueba de fuego, con apenas unos segundos para descansar, sacando a la luz unas cuantas exclusivas, moviéndome por temas escabrosos y siguiendo con la rutina. Y, por eso, el día 30, con un periodo de descanso por delante y a la espera de una nueva oportunidad profesional, decidí olvidarme de todo, no tocar ni una sola tecla, y volcarme en los amigos, la lectura y el sueño.
Pero en esta vida lo bueno en exceso acaba pasándonos factura, y me veo en la obligación de retomar mi trabajo como blogger. Al fin y al cabo, tan solo son quince minutos al día, o eso se supone. Me debo a mis lectores, a los ocasionales y a los asiduos, si los hay. Después de acostumbrarme a encontrarme en el ranking de lo más leído de la edición digital de mi medio, necesito unas pequeñas dosis de receptores de mi mensaje. Porque un escritor, periodista o blogger, no es nadie sin alguien que lo lea.
Ha habido momentos en los que mi relax se vio amenazado por la actualidad. La victoria de Tomás Gómez casi me envenena al tener que morderme la lengua frente a mi deseo de escribir cincuenta líneas de crítica para ambos bandos. Pero la sensatez, el hartazgo de escribir día tras día, me hizo dejar a un lado las ganas de opinar, y preferí guardarme mis argumentos para mi próxima tertulia en una cafetería con IBB.
Lo bueno es que ahora vuelvo con más ganas que nunca, con la necesidad de cubrir ese hueco que ha dejado mi trabajo con algo provechoso y, quizá, igual me atrevo a empezar a escribir un libro, uno de tantos cuya estructura guardo en mi cabeza. Espero seguir conservando mi ironía, mi cinismo, y esa mala leche que tanto me gusta exhibir en mis posts. Ojala también pueda mantener a mis lectores.
comentarios
  1. a mi me mantendrás siempre, fiel seguidora que soy jaja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s