No me considero muy religioso, pero recuerdo que en mi infancia leí algo en la Biblia sobre un pueblo que construía un ídolo de barro, o por lo menos con las piernas de este material. No voy a hablar de versículos ni de libros sagrados, sino reflejar el paralelismo de ese antiquísimo pueblo con la sociedad española de ahora. Porque, a trancas y barrancas, hemos creado nuestro propio ídolo de barro.
Ahora mismo, mientras escribo estas líneas, un tal Fran Álvarez está contando su infidelidad en Telecirco. Sin cobrar un euro. Y me da por pensar que la infidelidad es algo normal, no generalizada pero sí muy practicada. Si tuviésemos que poner cara a todas las personas que son infieles a sus parejas… Ahora bien, ¿por qué el señor Álvarez está en un especial de Sálvame Deluxe narrando sus aventuras sexuales con una tal Arantxa? Porque es el marido de Belén Esteban.
Ahora todo encaja. ¿Quién no conoce a Belén Esteban? La princesa del pueblo ahora mismo ha pasado a ser, perdón por ser tan cabrón, la cornuda del pueblo. Otro mal trago para su currículo de desgracias personales. Y, como viene siendo habitual, la causa del dolor de esta mujer está ocupando el prime time de Telecirco.
Cualquiera podría decir que todo son desgracias en la vida de Belén Esteban. Precisamente por eso tiene tanto éxito, porque la gente la ve sufrir y se compadece de ella. Pobrecita, dicen, y enseguida se ponen frente al televisor con la congoja en el corazón y las lágrimas a punto de brotar, sufriendo en cadena como la ex de Jesulin. Y claro, viendo el resultado parece que compensa lo de tener una vida llena de desgracias. Ser la persona más admirada de España tiene su mérito. Aunque por el camino te lleves enemigos. Pero al final, parece que la amargura se torna en excelentes resultados: una buena casa, un sueldo que ya quisieran muchos, una intensa vida de promociones…
Pero Belén Esteban no es feliz. Cada día sufre más los envites de cada uno de sus enemigos, y se descompone a cada golpe. Hasta ayer yo odiaba a esta mujer, al juego que genera. Pero hoy sólo siento lástima.
A quienes tengo que odiar, y mucho, es a los directivos de Telecirco, a los de Sálvame, y a todas esas personas que se han aprovechado desde el principio del fenómeno Esteban. Personas despiadadas, sin escrúpulos, a quienes no les importa el sufrimiento de una mujer con tal de llegar a los cinco millones de espectadores. A quienes la usan como reclamo para que la gente vea su telebasura. Jorge Javier Vázquez. Leo Basile. Silvio Berlusconi. Y la lista sigue.
Se han aprovechado de la ignorancia de Belén Esteban para convertirla en un símbolo, un emblema que convierta en oro todo lo que toca. Y, en estos momentos de falta de audiencia, es cuando más falta hace explotar a Belén Esteban. Documentales, infidelidades, rupturas, supuestas tramas para hundirla… Todo parece obedecer un guión orquestado desde muy alto para sacar cada dos semanas una exclusiva que arrastre a millones de personas a ver su programa. No me gusta señalar con el dedo, pero sólo hay que centrarse en los beneficiados: Telecirco y el representante de la diva.
Se vio en el triunfo anunciado en Más que baile, cómo ese programa era una extensión de Belén Esteban. Se la propuso para Supervivientes, Gran Hermano y demás. Todo lo que sea por mantenerse en cabeza. Por favor, ¡¡¡ESTO ES EVIDENTE!!!
¿Qué pasará cuando se rompa el cántaro? ¿Cuándo ella diga basta? ¿Aguantará todo el dolor? Yo creo que no merece la pena morir en vida por un millón de euros al año. Belén Esteban merece saber lo que es ser feliz. Y mientras siga así, en Telecirco, de la mano de Jorge Javier y su representante, sólo le queda guardar las lágrimas para la próxima que le preparen. Pero el cambio sólo lo puede dar ella.
comentarios
  1. Leonor dice:

    Han hecho un montaje buenísimo de tres bebés hablando de la Esteban http://bit.ly/cCn0kQ es genial. Pobres yo quiero que vuelvan.

  2. stefany soy atea y muerdo dice:

    ni puta idea de quienes son esos 3 y la foto jaajajajajajaj me encanto, la agarraron en su mejor angulo. jajajajajajaj

  3. la verdad es que si: se han aprovechado y van a seguir haciéndolo hasta el fin de los días… ¿ no has visto lo último? Una medium que “habló” con el padre de Belén. Intentaron, los de Antena 3, por todos los medios, que la medium o el padre más bien dijese que se avergonzaba de ella. ¿No es esto muy repugnante?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s