El negocio de la muerte

Publicado: 2 noviembre, 2010 en Reflexión
Etiquetas:, , ,
Ayer, mientras cumplía con las obligaciones familiares de rigor del día de todos los santos, observé una parte del negocio que mueve esta triste festividad. Un día antes, la gente usaba el mismo razonamiento para hablar de halloween, llegando a hacer comentarios tan ocurrentes como “ya es halloween en El Corte Inglés”. Obviamente, después tocaba, en esta semana fantástica, el día del difunto. Pero al gigante comercial le había salido una dura competencia a las puertas del cementerio de El Salvador, en Vitoria. Decenas de puestos ofrecían cutrecentros con los que honrar la memoria de los familiares.
Se trataba de oportunos floristas dispuestos a hacer caja. Competían con los habituales del camposanto, cuya mercancía era más vistosa (y más cara). Al final, dependiendo del cariño o respeto que se tuviese al difunto, o de lo mal que esté la economía, los precios oscilaban entre los diez y veinte euros, aunque las más beatas podían gastarse cuarenta en un centro. No sé a cuánto estaba la docena de claveles, pero intuyo que por los cinco euros.
En fin, que la fila de puestos esperaba con ansias la llegada de los miles de visitantes, dispuestos a sangrarles unos euros. Muchos, por no decir todos, habrán hecho su agosto a costa del dolor de los familiares. No se lo reprocho. En esta vida hay que sacarse las castañas del fuego, y una oportunidad así no se puede desaprovechar. Pero éste no es el único momento en el que la muerte se convierte en un negocio muy lucrativo. Podría decirse que empieza desde el fallecimiento, cuando la funeraria se embolsa alrededor de medio millón de las antiguas pesetas por los servicios normales (extras aparte), o cuando hay que comprar el nicho (1.000 euros) o panteón (5.000 euros). Luego sigue con el impuesto del mantenimiento del cementerio, algo que cuesta entender cuando se ven las calles llenas de suciedad, las paredes con manchas y la falta de operarios rondando por el recinto. Acaba a cada visita al camposanto, con las flores de rigor. Vamos, que la muerte se ha convertido en una máquina de hacer dinero.
Pero es que la muerte genera ingresos hasta cuando la gente está muy viva. Se trata de los seguros por defunción, esa cuota cada mes que te garantiza que, cuando mueras, la aseguradora te dará el peor servicio, la caja más cutre y no escatimará en esfuerzos para ahorrarse gastos. Para mí, éste es el negocio más vergonzoso. Pongamos un ejemplo: Raúl contrata a sus 23 años un seguro de este tipo. Empieza pagando una cantidad irrisoria, quizá cuatro euros, y es feliz sabiendo que todo estará atado cuando muera. Y va pagando. Conoce a Sandra, y se casan a los 25, por lo que ella entra en el seguro y se dobla la cuota. Cometen la locura de tener hijos, y éstos se meten en la póliza. A los 35 están pagando 23 euros cada dos meses por toda la familia. Los niños crecen, se marchan de casa, pero, oh casualidad, Raúl y Sandra se hacen mayores también. A cada año, cuanto más cerca están de su hora final, más sube la cuota. Ahora, uno solo paga lo que antes costaba toda la familia. Y llega el momento en el que Sandra llora junto al féretro de cartón prensado de Raúl, el más barato. ¿Cuánto se ha embolsado la aseguradora desde que él empezó a pagar esos cuatro euros que parecían un chollo? Desde luego, mucho más que los tres mil euros que cuesta el entierro.
A este paso, sólo falta que a la entrada del cielo San Pedro te ponga un sello en la mano a cambio de diez euros. Consumición incluida, por supuesto, de agua bendita.

 

comentarios
  1. me ha gustado la frase final. Tienes razón pero, ¿quién no se aprovecha de esto? Las floristerias en el día de todos los santos, los centros comerciales en navidad, el día de los enamorados, el día de la madre, del padre… ¿creo que ahora hay día de la abuela?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s