Contrato de integración

Publicado: 12 noviembre, 2010 en Denuncia, Opinión, Política
Etiquetas:, , ,
Poco a poco, la sociedad española va conociendo los puntos principales del proyecto que Mariano Rajoy tiene pensado si gana las elecciones. Hace poco más de una semana el presidente de la oposición encendía la mecha de la polémica al afirmar que tenía en su punto de mira el matrimonio homosexual y el aborto. Ahora su mano derecha en Cataluña, Alicia Sánchez-Camacho, ha presentado la segunda baza derechista del programa del PP de cara al poder, rescatando el olvidado contrato de integración, es decir, una serie de trabas u obligaciones que, de ser incumplidas por el inmigrante que lo firma (obligado, por supuesto) al obtener su ‘permiso’ de residencia significará la expulsión inmediata.
Entre estas medidas se encuentra la obligación de aprender el castellano y la de tener un contrato de trabajo, entre otras cosas. Resulta irónico que el castigo por “no adaptarse a nuestras costumbres” sea volver a la miseria de unos países cuya población agoniza y sueña con poder salir adelante viniendo a un país extraño. Puedo dar la razón al PP, en parte, en un punto: el de los inmigrantes que delincan. Pero, en vez de una medida tan extrema, deberían endurecerse las penas.
Está claro que Rajoy y su cúpula, mirando de cara a las encuestas y conscientes de que ya tienen la Moncloa en el bolsillo, han decidido destaparse las máscaras y atacar directamente a sus mayores enemigos, a los enemigos de esa España idealizada por Francisco Franco, sabiendo que la crisis ha vuelto a sacar el odio hacia los extranjeros por parte de quienes poca idea tienen de lo que es la vida. Despertado el odio racista, es necesario crear un partido racista que se lleve de calle ese apoyo, y el PP está muy por la labor.
Miedo me da lo que pueda llegar a hacer alguien como Rajoy si llega al poder. Este contrato de integración es la herramienta perfecta para emular a Sarkozy en las expulsiones masivas de extranjeros. Y, casualmente, el entorno donde se va a probar esta nueva estrategia populista es Cataluña, aprovechando la cercanía de las elecciones, y de la mano de una de las políticas que más ha destacado por sus actitudes xenófobas: Alicia Sánchez-Camacho. Desde Quinceminutosymedio ya alertamos del riesgo que existía de que el PP catalán abrazase la doctrina del presidente francés (https://15minutosymedio.wordpress.com/2010/09/18/el-pp-de-badalona-estudia-el-%E2%80%98metodo-sarkozy%E2%80%99/), sobre todo tras la visita de una europarlamentaria de su partido para ‘estudiar’ la problemática en Badalona.
Pero lo peor no es que el PP recurra a un discurso xenófobo, sino que su iniciativa va a lograr apoyos. La inmigración es, según el CIS, la cuarta preocupación de los españoles. Muchas personas ven como el enemigo a derrotar a quienes intentan labrarse un futuro en nuestro país. Y esas mismas personas van a ver en el PP el arma definitiva para acabar con ellos.
Viendo esto, sólo le falta a Rajoy salir en defensa de la raza ibérica como lo hizo Franco. Porque a ambos les une la misma ideología.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s