Crónica de un viaje en moto

Publicado: 12 febrero, 2011 en Divagaciones
Etiquetas:, ,
Estrés. Falta de tiempo. Exceso de trabajo. Todo esto forma parte del día a día de un periodista. Su rutina no le da tregua. Ruedas de prensa, entrevistas, investigaciones a pie de calle… Es lo que tiene estar en el bando de un gran medio. Aunque si se es colaborador, como es mi caso, se juega con una ventaja a medias: el trabajo desde casa, que ahoga esas horas muertas frente al ordenador en la redacción cuando los temas escasean o están en punto muerto.
Ante este panorama, se me ha hecho cada vez más difícil ponerme a pensar y redactar mis textos de opinión para Quince minutos y medio, hasta tal punto que Amaia Montero y Camo han recibido durante varias semanas a quienes entraban en busca de un nuevo artículo. Por lo menos, este parón se minimizaba gracias a la canción que, debo admitir, es un buen tema y devuelve a Amaia a sus mejores tiempos –y hasta aquí puedo leer–, pero aun así ha sido injusto para con mis lectores. Hoy es hora de entonar el mea culpa, pero también de intentar justificar, en parte, un desdén por mi parte.
Sí, lo reconozco, he pasado de escribir a diario, tal como me comprometí, porque estaba muy cansado tras una jornada de trabajo. Me daba pereza ponerme a escribir más, hasta tal punto que dejé parado mi ‘hobby’ y sueño de escribir un nuevo libro. Llegué a aborrecer el teclado del ordenador, a odiar tener que empezar un texto. Me volqué sólo en el trabajo, en lo que me da de comer, y dejé de lado mi yo on-line.
Pasaban los días y, aunque deseaba con todas mis fuerzas volver a escribir algo, la ocasión para ello no surgía. Creí haber sufrido una muerte prematura en la blogosfera, mientras la actualidad se convertía en una deliciosa tentación, pero a la vez lejana.
Pero ha sido mi trabajo, una vez más, el que me ha devuelto las ganas de regalar otra vez esos quince minutos cada día a quien quiera compartir su tiempo conmigo. Porque, por obligación laboral, desde el 25 de enero me encargo de narrar a diario la aventura de los vitorianos Juan Carlos Suso e Íñigo Díaz en su viaje en moto a las concentraciones Elefantreffen, en Alemania, y Crystal Rally, en Noruega, en un blog de la edición digital de mi periódico.
Cuando digo por obligación no quiero decir que ésta sea una tarea tediosa, es más, la verdad es que estoy disfrutando con ella, aunque a veces me ha tocado compartir con ellos la angustia de ver como las dificultades les iban alejando cada vez más de su sueño.
Fue un blog tímido al principio, con unos pocos comentarios, que alimentaba a diario con lo que ellos me transmitían. Y mientras me encargaba de dar forma de relato a esa información a veces escueta que me llegaba, volví a descubrir la emoción de volcarse en la blogosfera, de nadar entre sus aguas, y miré con nostalgia ese espacio que desde hace más de medio año me ha pertenecido, siendo mi cuaderno de bitácora.
Para un blogger, en el momento en el que su afición se convierte en algo obligado desaparece esa magia que lo envuelve. El miedo a una hora límite para entregar mi post a Quince minutos y medio me llevó a abandonarlo. Sin embargo, crear Destino: Elefantreffen fue un remedio que ha conseguido que vuelva a creer en la blogosfera. Y, por fin, puedo decir que uno puede ganarse la vida escribiendo una bitácora. No da para mucho, pero por lo menos es un estímulo.
Sin embargo, ese blog tiene fecha de caducidad. En cuanto Iñigo vuelva a Vitoria el viaje habrá terminado, y todas esas crónicas quedarán en la red para quien quiera leerlas. Un adiós bastante duro para un trabajo del que estoy muy orgulloso y que me reafirma en esa categoría de ‘Contador de historias’ que tanto se valora en el periodismo actual. Pero no por ello volveré a desaparecer de Internet.
Porque siempre me quedará este espacio para desahogarme, para reflexionar, para opinar, para debatir… Para poder decir: HE VUELTO.

Podéis encontrar el blog Destino: Elefantreffen en http://blogs.elcorreo.com/destinoelefantreffen/posts


 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s