Viajes al pasado de tus sueños

Publicado: 21 junio, 2011 en Cine, Opinión
Etiquetas:, , ,
Para quienes añoran épocas pasadas, desean perderse por antiguas calles llenas de personajes del pasado y correrse con ellos farras descomunales, ‘Medianoche en París’ es una película quizá no muy recomendable, dado que la envidia que produce ver a Owen Wilson patearse las aceras del París de los años veinte con una imprescindible copa de Moet Chandon puede hacer que pasen por alto lo maravillosa que es la película. No es que sea fan de Woody Allen, sólo he conseguido ver entera ‘Scoop’ –tengo pendiente ‘Match point’–, pero lo cierto es que sus últimas películas no defraudan.
En esta ocasión el cineasta cumple el ansiado sueño de un aspirante a escritor que se siente fuera de lugar en la sociedad en la que vive. Su mayor deseo es vivir en el París de los años veinte, y aprovecha el viaje con su novia y los padres de ésta para perderse por las calles. Es en medianoche cuando un Peugeot antiguo le trasladará, día tras día, a fiestas, garitos y cafeterías con personajes como Picasso, Hemingway y demás tropa. Y claro, ver la estupefacción acompañada de la alegría del protagonista, sumado a su cada vez más abismal distancia respecto a su prometida, renueva el concepto de comedia de amor.
Aunque el argumento es genuino, la escenografía enamora y los diálogos convencen, algo falla, para mi gusto, en la película. Es el ritmo, que llega a hacerse monótono en algunas ocasiones, y parece que cuesta arrancar un avance, una nueva situación. Es evidente que la trama requiere que el transcurso del film sea lento, pero a veces peca en exceso en este aspecto. Incluso el arranque, con varios minutos de escenas de la capital francesa, comienza a defraudar a quien quiere sumergirse de lleno en la historia.
Por lo demás, la película se aleja de los estereotipos de Hollywood ofreciendo una historia diferente que merece la pena escuchar y ver. Para los nostálgicos, quienes idealizan la vida de antaño o evocan en sus sueños escenarios novelescos –véase IBB o un servidor con la Barcelona de Zafón–, ‘Medianoche en París’ es una película que les dejará huella.
Mi valoración ha de ser, en todo caso, buena, ya que para engancharme desde el avance hace algo más de un mes y hacer que pagase los excesivos siete euros –aún añoro la época en la que una entrada costaba seiscientas pesetas, y no viajo demasiado en el tiempo para ello– tiene que despertarme la intriga. Así que voy a darle un ocho alto, porque se lo merece.
Y ahora, a buscar incautos que quieran disfrutar de una tarde con Darín y su cuento chino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s