Frases para la posteridad (1)

Publicado: 25 junio, 2011 en Divagaciones, Frases para la posteridad
Etiquetas:, ,
Muchas veces me da por pensar que no hace falta usar mil palabras para expresar una idea. A los periodistas nos encanta ponernos a aporrear el teclado y, si tenemos la suerte de no tener un límite de líneas, regalar a los lectores una parrafada o, en su defecto, exprimir el tema hasta su última gota, pero lo cierto es que con una frase contundente se puede zanjar todo un debate. O sugerir infinitud de cosas.
No hace falta ser un personaje ilustre para soltar una de esas perlas que hacen saltar las alarmas de nuestros oídos, bien por su alta sabiduría o tal vez porque te dejan estupefacto. Por eso, en Quinceminutosymedio quiero dar voz a esas personas anónimas que contribuyen, para bien o para mal, a que el número de frases para la posteridad crezca.
Hoy le toca el turno a una usuaria del tranvía de Vitoria que durante el trayecto compartió una conversación de móvil con todos los pasajeros. A modo de odisea, la susodicha narraba su mañana con todo lujo de detalles que no pasaban desapercibidos al resto de mortales. Costaba no prestar atención a su chachara, pero tengo que reconocer que fue un alivio llegar a mi parada. Sin embargo, cuando salía por la puerta no pude evitar oír una frase que se quedó grabada a fuego en mi mente:

 

 

Iba a ir al banco, pero estaba cerrado, así que me he comprado unos zapatos.

 

 

Ante esto, sólo puedo decir una cosa: ¿¿¿¿¿?????
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s